Año tras año hemos podido ir confirmando como el Black Friday, y ahora también el Cyber Monday, son una oportunidad única para anunciantes y consumidores hasta convertirse en una de las prioridades de las estrategias de publicidad digital.

Cada vez son más numerosas las acciones especiales y propuestas ad hoc que ofrecen los soportes para esos días. La oferta y la demanda es cada vez mayor y por ello, aquellos que sepan adelantarse en el tiempo serán los que puedan obtener las condiciones más ventajosas y los espacios más cotizados, sin embargo, es imprescindible organizarse y planificar con tiempo con el fin de maximizar el rendimiento de la campaña.

Para que no se os eche el tiempo encima os dejamos algunas recomendaciones que toda campaña debería tener en cuenta:

  • Anticipación. Si contamos con tiempo, podremos planificar en aquellos soportes que más afinidad nos reporten y además, nos permitirá dedicar más tiempo a pequeños detalles que a la larga, acaban siendo los que determinan los resultados finales.
  • Optimiza al máximo la landing. Uno de los factores clave, una vez hemos planificado la campaña de publicidad, es poner a punto nuestra plataforma para que pueda aguantar sin ninguna incidencia todo el volumen de tráfico que se va a generar. Algo que parece de manual, es en muchas ocasiones el principal motivo de fracaso en una campaña ya que de nada nos serviría invertir en publicidad si la web tarda en cargar o da un error en el servidor.
  • Diferénciate de la competencia. Busca la excelencia con una atención al cliente lo más personalizada posible, un servicio de transporte totalmente eficaz y una política de devolución que dé todas las comodidades para los consumidores.
  • Diversifica tu Campaña. Invierte en una estrategia combinada en la que, a través de diferentes soportes puedan trabajar en sinergia y llegar a todos los públicos en diferentes escenarios. Por ejemplo, no te olvides de tener presentes aquellas cestas que se han quedado vacías, invierte en campañas de retargeting que te permitan llegar a esos clientes potenciales de una forma muy eficaz.

La oportunidad de estar en una fecha tan señalada es única, y demorar esa decisión puede ser contraproducente a la hora de configurar con detenimiento una campaña y evaluar todas las vías posibles de publicidad para el objetivo a alcanzar.