En mi anterior post  hacía referencia a la dificultad que encuentran los departamentos, incluido el de marketing,  en la comprensión de los conceptos financieros. Cómo el número de términos es casi infinito continuaré dando pautas creando un diccionario reducido aspirando a servir de ayuda con algunos ejemplos prácticos.

Una vez aclarados los conceptos gasto e ingreso, profundizo un poco más en ellos…

Diccionario básico de términos financieros

  • Costes variables / operativos: Desde el punto de vista financiero un coste variable u operativo es aquel que está directamente relacionado con la producción. Son costes que varían cuando hay variaciones en el nivel de producción. Cuánto más queramos producir en más costes incurriremos.
  • Costes fijos/ estructurales: Desde el punto de vista financiero un coste fijo o estructural es aquel que no está directamente relacionado con la producción. Es necesario para la actividad de la empresa pero no varía cuando hay variaciones en el nivel de producción.

Algunos ejemplos de ambos conceptos:

  • El personal asignado a un proyecto de un cliente y al que facturamos por los servicios prestados por nuestros trabajadores será un coste operativo. Sin embargo el personal de los servicios financieros, de marketing o RRHH serán un coste estructural.

Cuántas más horas de trabajo más se incrementan los costes asociados a la producción y ésta también se incrementará.

En el caso de los servicios corporativos, aunque se incremente la producción el coste de estos departamentos a priori seguirá siendo el mismo.

  • Los costes de alquiler de las oficinas serán los mismos produzcamos nada o 1 mill de euros, por tanto estos costes son estructurales.

Otros conceptos interesantes...

  • Gasto anticipado: puede que la empresa aun no habiendo recibido ningún bien ni servicio lo pague. Aunque esta figura a efectos contables recibe el nombre de gasto anticipado, al no haberse devengado la prestación de servicio o entrega del bien contablemente no lo es. Este tipo de gastos no afectan a la cuenta de pérdidas y ganancias hasta que no se produzcan. No se contabilizan como gasto en la empresa sino como activo.

Esto es así porque la contabilidad interpreta que la empresa ha realizado un pago, “depósito” al proveedor / acreedor y por tanto se ha generado un derecho hasta que se genere el servicio o entregue el bien. En caso de que no se produjese tendrían que devolvernos el dinero.

  • Ingreso anticipado: del mismo modo la empresa puede cobrar un servicio o bien aunque no lo haya producido. A efectos contables igual que ocurre con los gastos este ingreso no se contabiliza como tal en contabilidad, no interviene en la cuenta de pérdidas y ganancias hasta que se produzca y se computa como un pasivo.

La  contabilidad interpreta que es un pasivo, puesto que el cliente ha depositado un dinero que ha generado en nuestra empresa una obligación hasta que se produzca el servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *